El pasado martes 3 de junio se llevó a cabo la primera jornada de lecciones aprendidas de Paz y Región con los estudiantes que realizaron su experiencia durante el semestre A 2014. Durante el evento se propusieron distintos ejercicios para propiciar en los estudiantes la reflexión sobre la experiencia.

Desde su creación en el 2011, Paz y Región se ha ocupado de adelantar acciones que le permitan, de una parte, identificar acciones de mejora para la puesta en marcha del Programa, y por otra, una comprensión cada vez mayor de su impacto en los municipios, los estudiantes y la Universidad. La jornada antes mencionada, es un espacio propicio para materializar dicho propósito, y que le apuesta a una construcción participativa de los aprendizajes. A continuación algunos de los aportes de los estudiantes.

Equipo de Alpujarra, Alcaldía municipal: Katherine Ramos, Negocios Internacionales; Mauricio Gonzalez, Ingeniería de Sistemas; Felipe Ávila,

Alpujarra es un lugar maravilloso, acogedor, lindo, con hermosos paisajes que se complementan con la calidad de personas que alberga. Durante la estadía cada uno de nosotros desarrolló habilidades para a aprender a convivir, tolerar y disfrutar con personas que son diferentes, todo resultó satisfactorio. Desarrollar nuestros proyectos fue muy interesante, desde el inicio fuimos un grupo solidario y comprometido, gracias a esto, logramos generar valor agregado a la alcaldía del municipio en lo concerniente a su Banco de Proyectos y a algunos procesos de gestión interna. Gracia a la Universidad de Ibagué por este Semestre que cambia nuestras vidas y nos llena de experiencias a nivel personal y profesional.  

Equipo de Villahermosa, Alcaldía municipal: Jesús Alejandro Quintero, Ingeniería Civil; Sebastián Muñoz, Administración de Negocios Internacionales.

Expresar todo lo que vivimos durante nuestra experiencia, demandaría mucho tiempo. De manera general, podemos decir que  lo que vivimos cambió nuestra manera de pensar. No se trata sólo del trabajo y del desarrollo de proyectos sino del interés social que como profesionales debemos tener en cuenta. Todas nuestras acciones deben encaminarse al mejoramiento de la calidad de vida de quienes más los necesitan. Tuvimos la oportunidad de aportar al municipio propuestas de sistemas alternativos en construcción, así como de mejorar el funcionamiento del Banco de Proyectos de Inversión Municipal. Creemos que con nuestro trabajo dejamos en alto el nombre de la Universidad, de nuestros Programas Académicos y de nosotros como personas y profesionales.